Proyecto Experimental de Comunicación y Difusión on line.
DELTA 80 está compuesto por un streaming de audio denominado "Radio Delta 80", el presente blog, una revista virtual o e-zine llamado "La Bitácora", un blog de hard rock correspondiente al programa "El placer de los infiernos", un blog en el cual comentamos discos llamado "Sonidos del Averno" y un blog de noticias contra-hegemónicas denominado "Trinchera Noticias".
Si querés tener un espacio en la radio y/o participar en el e-zine, envianos un mail a delta80@live.com.ar

domingo, 23 de noviembre de 2014

En 2015, llega "Keiser report" a Delta 80

La cadena rusa RT presenta 3 veces por semana al afamado Max Keiser con su "Keiser report – Mercados, finanzas, escándalos", una mirada a los escándalos detrás de los titulares financieros globales.
Sean las colusiones entre Wall Street y el Congreso o la última oleada de delitos bancarios, las falsas estadísticas económicas gubernamentales o maquinaciones bursátiles, nada escapa al ojo de Max Keiser. Ex agente de valores, inventor de una tecnología virtual y cofundador de la bolsa de valores de Hollywood, Kaiser ofrece el resumen de lo que pasa verdaderamente en la economía global, con la aportación de la copresentadora Stacy Herbert e invitados de varias partes del mundo.


domingo, 2 de noviembre de 2014

2° Feria del libro Heavy

Por Fabián Solari - El sábado pasado se llevó a cabo el encuentro cultural metalero más imporante del año en el Centro Cultural La Imaginería organizado por Gito Minore bajo una ciudad lluviosa pero que no aplacó a quienes tenían pensado asistir, todo lo contrario.
Llegando al cruce de la autopista - allí queda La Imaginería - ya se advertía el fervor de los visitantes en los stands dispuestos a ambos lados de la entrada con ese material tan preciado: Icarus Music y Jedbangers flanqueaban como guardianes del infierno ofreciendo lo que todo buen metalero sabe que puede allí encontrar. A partir de ahí... ingresamos a la caldera del diablo para cautivar los sentidos.
De niño todos alguna vez - o varias para ser justos - fantaseamos con tener una juguetería producto de la ingenuidad característica de la edad y cada vez que más de un juguete nos llegaba como regalo no hacía más que potenciar esa fantasía primitiva; visitar la Feria es como volver a sentir esa fantasía cercana a la realidad por espacio de 8 horas. Un viejo refrán dice "la casa es chica pero el corazón es grande" y calza perfecto para la ocasión porque si bien el espacio para un encuentro anual que crece a pasos agigantados es acotado, la predisposición y la buena onda de organizadores, expositores, músicos y público fue de lo mejor.
Un buffet acorde con cerveza local - local de verdad, de Boedo - empanadas y algunas que otras cosas para comer y beber recibía a los niños curiosos metaleros hábidos de todo lo que Gito sabe ofrecerles desde la 1° Feria el año pasado: cine, presentación de libros, charlas varias (sobre Metallica en la Antártida, sobre Blind Guardian y su disco inspirado en Tolkien, sobre Aleister Crowley), debates varios, acústicos, firma de discos a cargo de Vorax y Matan S. A.
Ya volveré para desarrollar lo más destacado de cada evento, pero me quiero detener unos instantes. Que afuera estuviese lloviendo no sólo que nadie se enteró sino que tampoco importaba  ya que adentro la gente del palo intercambiaba ideas, buscaba y generalmente conseguía lo que quería desde dibujos alusivos a cuestiones metaleras y su forma de vida hasta el disco de Falcon, simplemente por citar alguno. No advertí momentos de tensión, mala onda ni gente molesta salvo la preocupación constante del organizador porque todo estuviese saliendo de la mejor manera posible y a él le digo: Gito, relajate que todo salió bien, que todos la pasamos de puta madre, que nadie se sintió incómodo ni molestó a nadie, sos un tipo al que tenemos que cuidar porque hacés lo que a nadie se le había ocurrido hasta que se te ocurrió a vos mientras tomabas unos mates un domingo de invierno con María Inés el año pasado. La camaradería fue el eje que nos atravesó transversalmente a todos pegando onda con gente desconocida pero hermanados por ese sentimiento metalero que emanamos por cada poro de nuestro cuerpo. Todo salió zarpadamente bien, loco, disfrutalo que nosotros lo disfrutamos también.
Vuelvo; las ponencias fueron de real interés, algunas más intensas otras no tanto pero todos los que expusieron lo hicieron con profesionalismo porque salvo los errores producto de la tecnología (la notebook se negó a abrir los archivos preparardos para ilustrar dos ponencias), todo fue de calidad. El punto más alto de las charlas fue "Heavy metal sustentable: Metallica en la Antártida" a cargo del licenciado en gestión ambiental y obviamente metalero Hernán Mazón quien fue parte del proyecto y viajó a la Antártida. La charla de Nuna Calvo estaba basada en una producción de audio y video preparada para la ocasión pero la notebook se rebeló y se lo impidió. Algo parecido le pasó a Cristina Rafanelli pero las imagenes y la música solo eran alusivas e ilustrativas por lo cual pudo exponer "Aleister Crowley: ¿mago o demonio? una leyenda del rock".
Hernán Mazón exponiendo sobre heavy metal sustentable

Entre charlas, cerveza María (auspiciante) y algún sólido que engañe al estómago se sucedían las ponencias, se miraban discos, se calculaban talles de remeras para ver si se compraban o no, se ojeaban libros y revistas y la tarde seguía siendo el vehículo que nos transportaba a un mundo más feliz por el túnel del tiempo que a Gito se le ocurrió poner en marcha el año pasado... relajá Gito, todo salió bien, loco.
Se improvisa un pasillo entre la montonera de metaleros para dar paso a los integrantes de la mesa de debate en función de un tema que se las traía: "El retorno de lo ancestral en el heavy metal argentino". Gito moderó una mesa integrada por Pablo Trangone (Arraigo), José Luis Terzaghi, Ezequiel Evangelista (Raza Trunka) y Sandro Siracusa (Werken). Dejaron en claro que más allá de ser descendientes de europeos muchos de nosotros, lo ancestral originario americano tiene valor y hay que revalorizarlo por sobre cualquier otra cosa sin desmerecer, claro está, lo escencialmente foráneo (europeo y norteamericano anglosajón).
La buena predisposición de los músicos para con la gente hay que destacarla porque siempre estamos criticando la actitud de estrellas que muchos tienen para evitar el contacto con el público, bien distinto fue el caso en esta jornada porque se percibía que los músicos se sentían uno más del público y el público - con el mayor de los respetos - saludaba, se sacaba fotos, preguntaba y agradecía la atención.
La 2° Feria del libro Heavy trajo una buena nueva noticia: está en marcha el GIIHMA (Grupo de investigación interdisciplinario del heavy metal argentino), espacio abierto de comunicación cuya investigación tratará de ordenar nuestra historia metalera desde tiempos remotos teniendo en cuenta los aspectos sociales que se fueron sucediendo y como ha ido construyendo indentidad y reaccionando sin dejarse engañar para no perder la esencia.
Gito Minore, el organizador
Junto a Efecto Metal estuvo el fotógrafo Andrés Violante quien ofreció una distendida ponencia acerca de "El derecho de autor en la fotografía" y tuvo una muy buena idea: interactuar con el público para hacer menos técnica la charla y de esta manera dejar en claro que el fotógrafo es propietario de los derechos de la foto que toma pero que es técnica y jurídicamente muy difícil hacer valer ese derecho. Párrafo aparte, ya que la menciono, para Ricardo Puigross y su buena onda desde el stand de la revista Efecto Metal.
Algo más que ha dejado la Feria es la presentación por parte de César Fuentes Rodríguez de su libro "El infierno y los Celacantos" que supo gambetear - cual Maradona y Messi juntos - a un etílicamente efusivo fan de la H quien al final de la charla se le tiró encima para saludarlo y sacarse una foto... aplauso para CFR. 
A esta altura ya entrada la noche y con la lluvia festejando semejante despliegue de todos adentro y afuera, qué decir... agradezco a la vida por haberme hecho metalero y al heavy metal por ser portador de tan delicioso amor por la música y lo que ella genera. Una María negra helada, varios cd's, folletos, volantes y tarjetas varias, la púa de Metallica en la Antártida que amablemente me regalara Hernán Mazón - tiene la humildad de los grandes - fan de la banda entre otras cosas, un par de revistas, el libro "Cultura Metálica", fanzines y por sobre todas las cosas, me traje el cuerpo y el alma empapados de agua por la lluvia pero de sudor metalero. Hay psicosis masiva, es menester que sea rock.
Gito, todo salió zarpadamente bien, loco, disfrutalo que nosotros lo disfrutamos también. Nos vemos en la 3° Feria del Libro Heavy... que sea rock!!!!!!


Presentación del corto "RockZtar"
María Claudia Lamacchia, de UMI
Nuna Calvo, disertó sobre Blind Guardian
Pablo Allen, gaitero de Triddana
Gito y su troupé
Gito presentando a Andrés Violante
César Fuente Rodríguez
César Rodríguez Biewerth presentó su libro
La gente respirando un poco de aire fresco ya caída la noche
José L. Terzaghi, Pablo Trangone, Sandro Siracusa, Gito y Ezequiel Evangelista
Con Sandro Siracusa, vocalista de Werken

sábado, 1 de noviembre de 2014

Priscila Byrnes en vivo, ¿volvió el hard rock de los '80?

Exceed
Por Fabián Solari - Fotos: Verónica Rodríguez - Fresca la noche en Palermo pero, siempre hay un pero en la cultura argentina, en el interior de Makena había microclima: poca gente de entrada cuando la banda soporte Exceed toma por asalto el escenario y no para de principio a final con una propuesta un tanto diferente dentro de la movida metalera aunque en todo momento se las arreglaron para sonar ajustados luciendo de la mejor manera. Parece ser que las mujeres llegaron al rock de verdad para quedarse... y está bien que así sea, se lo merecen. Leyla Goi es portadora de una voz dulce cuando debe serlo y salvajemente rockera la mayor parte del tiempo. No se los vio sueltos en su relación con el público sino más bien poco comunicativos y un tanto reacios a interactuar. Presentaron el recientemente editado primer álbum "Soultaker" y no dejaron dudas de lo que pretenden: rockear hasta que Don Ramón pague la renta, carajo!!!! Hernan Daniel Vallejo en guitarra, Alan Fritzler en bajo y Dario Sebastian Igino en batería junto a Leyla fueron el sustento de Exceed, una banda de puta madre.
Llegó el turno del plato fuerte: sólo el ajuste de detalles técnicos y Priscila Byrnes asaltó el escenario con "Daddy brother lover little boy" (cover de Mr Big) para cautivar a un público escaso pero entusiasta. Llamó rápidamente la atención la formación voz-guitarra-batería y la ausencia física del bajo porque se lo escuchaba pero no se lo veía. Gustavo Arroyo en guitarra, Claudio Adamo en batería y el mismo Gustavo en bajo con pistas grabadas.
La belleza de Priscila se impuso sobre el escenario contrastando con la apagada relación con el público salvo cuando presentaba los temas (no es problema, eso mejorará seguramente en el futuro inmediato).
Siguieron "Here again" y "Visión" donde queda claro que el hard rock ochentoso es el fuerte y lo explotan de la mejor forma. "Still of the night" fue uno de los puntos altos del show con una Priscila Byrnes que por momentos hizo olvidar la referencia vocal de Coverdale. El tema que da nombre al ep que presentaron aunque cantado en castellano ("Bajo un mismo cielo") llevó el clima aún más alto con un Gustavo Arroyo descollante apoyado en la solvencia de la batería de Claudio Adamo. A esta altura ya nadie quería perderse un segundo de concierto y para que no quedasen dudas arremetieron con otro cover - en este caso "Get the f#ck out" de Skid Row - con el cual, más allá de dejar en claro el amor que profesan por el estilo, pusieron sobre la mesa lo que saben hacer de la mejor forma; la performance vocal de Priscila Byrnes está a la altura de las mejores voces femeninas del mundo y no estoy exagerando ni dominado por una impresión personal sino que el tono, la fuerza, el color y las sensaciones que la voz de Byrnes transmiten son de una calidad impactante, la garra y el golpe siempre certero de Claudio Adamo teniendo en cuenta que su dupla musical de base estaba sonando grabada daban la seguridad de estar en presencia de un baterista que va a dar que hablar y la guitarra en manos de Claudio Arroyo deleitaba cada nota con una potencia que le pelea de igual a igual a Dave Sabo y Scott Hill y va más allá todavía, virtualmente a Rachel Bolan. Sin lugar a dudas fue lo mejor del concierto. ¿No hubo pifies ni fallas? Ponele que algunas haya habido, pero quedan en el cajón de los recuerdos con la calidad y la entrega que demostraron. El final estuvo enmarcado en "Huellas del ayer" y el cover que grabaron para el tributo a Dio "Caught in the middle" con los cuales cerraron una noche ochentosa a pleno dejándonos a todos con ganas de más. Quedaba el final del auspiciante Scarbe sorteando 2 remeras que ahí estuve de llevarme, pero eso ya es otro tema. A la espera de una próxima fecha.









Acá estoy con Priscila Byrnes al final del concierto