Proyecto Experimental de Comunicación y Difusión on line.
DELTA 80 está compuesto por un streaming de audio denominado "Radio Delta 80", el presente blog, una revista virtual o e-zine llamado "La Bitácora", un blog de hard rock correspondiente al programa "El placer de los infiernos", un blog en el cual comentamos discos llamado "Sonidos del Averno" y un blog de noticias contra-hegemónicas denominado "Trinchera Noticias".
Si querés tener un espacio en la radio y/o participar en el e-zine, envianos un mail a delta80@live.com.ar

viernes, 22 de abril de 2016

Diez razones para tener una estrategia musical de ciudad

Existen infinidad de razones por las que las ciudades deberían disponer de una estrategia global de la música. Algunas más evidentes, otras menos obvias, algunas de índole económica, otras de desarrollo social y, en cualquier caso, todas relacionadas con la mejora de condiciones de vida de los ciudadanos.

Sound Diplomacy, empresa líder en la creación de estrategias de la música y economía nocturna para ciudades y países, así como para empresas privadas, identifica 10 de estas razones:
  • Las “Ciudades Musicales” son las ciudades con un crecimiento más rápido. La Ciudad de Melbourne, por ejemplo, es la ciudad del mundo con un mayor número de salas de música por habitante, y es la ciudad australiana con un crecimiento más acentuado.
  • Como se ha demostrado mediante estudios en ciudades musicales como Adelaida, el sector de la música es un motor de creación de empleo, en especial de empleo juvenil, y un mecanismo inmejorable para la atracción y retención de talento. Ciudades como Austin y Adelaida son pioneras en este sentido. Por ejemplo, a raíz del estudio realizado por Martin Elbourne, con la colaboración de Sound Diplomacy, para la ciudad de Adelaida, se creó un “Music Hub” en la antigua iglesia de St Paul’s para apoyar la creación de empresas jóvenes del sector de la música.
  • Un sector de la música activo y vibrante atrae inversiones y genera nueva riqueza en las ciudades con una buena planificación estratégica y de inversión, aumentando a su vez los ingresos de las arcas locales sin necesidad de incrementar los impuestos. La ciudad de Austin, por ejemplo, ha cuantificado un retorno de 7 millones de dólares por cada millón invertido en la industria musical. No sorprende que se haya autoproclamado como Capital Mundial de la Música en Vivo y se describa como tal en todas las comunicaciones y campañas de promoción de la ciudad.
  • Los eventos musicales pueden ser una poderosa herramienta de promoción y racionalización del transporte público, tal y como expuso el subsecretario de transportes de la Casa Blanca, Peter Rogoff, en la última edición de Music Cities Convention.
  • Ciudades como Liverpool son un buen ejemplo del impacto que el sector de la música puede tener en la industria del turismo urbano, tal y como demostró su estudio “Imagine. The Value of Music Heritage Toursim” sobre el impacto del turismo musical en la economía local, centrado principalmente alrededor de la figura de The Beatles. Dicho impacto se valora en 70 millones anuales sólo en lo relacionado con “The Fab Four”.
  • Barrios como Shoreditch o Dalston (Londres) son ejemplos del valor de la música como agente de cambio y mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de barrios deprimidos. Salas de música como The Vortex o colectivos como la organización artística Jaguar Shoes han contribuido a potenciar el perfil creativo de estos barrios, a generar nuevos recursos y a atraer comunidades de artistas.
  • Berlín es una ciudad referente en materia de la integración social y el uso y racionalización de las infraestructuras urbanas mediante la música y el arte. Un buen ejemplo es la Urban Spree Galerie, un centro de arte y música contemporànea de 1700m2 en una zona post-industrial del centro de la ciudad.
  • La gestión de la música es uno de los ejes principales que vertebran la llamada economía nocturna, que ha sido identificada en ciudades como Amsterdam como una de las fuentes generadoras de ingresos y beneficios para la ciudad y sus habitantes. Esto ha llevado a Amsterdam, Cali y otras ciudades a enfocar la planificación de la promoción económica “24/7” en la ciudad, creando la figura del “Night Mayor” (“Alcalde de la Noche”).
  • La industria musical es una pieza clave en la construcción de una ciudad creativa. Un estudio realizado por la ciudad de Hong Kong identifica la música como uno de los aspectos más relevantes que han llevado a la ciudad a situarse al nivel creativo de ciudades como San Francisco, Austin o Bangalore. La creatividad es uno de los aspectos fundamentales para impulsar el desarrollo sostenible de las ciudades.
  • Finalmente, la música es una poderosa herramienta para la concienciación social sobre problemas y retos comunes, así como para su solución. Un buen ejemplo es el proyecto Africa Stop Ebola en Guinea, que ha contribuido a difundir un mensaje de apoyo a los supervivientes y familiares y a reforzar la prevención de esta enfermedad.

Sound Diplomacy es co-fundadora, junto con Martin Elbourne, de Music Cities Convention, el primer evento global que estudia la relación entre música y ciudad. Este evento se ha consolidado como el principal punto de encuentro internacional para analizar el papel de la industria musical como herramienta para conseguir objetivos urbanos a nivel socio-económico: creación de empleo, aumento de ingresos sin incrementar los impuestos, gestión del turismo, regeneración urbanística, retención y atracción de talento, integración social, transporte, infraestructuras, etc.