Proyecto Experimental de Comunicación y Difusión on line. Si querés tener un espacio en la radio y/o participar en el fanzine, envianos un mail a delta80@live.com.ar

domingo, 20 de septiembre de 2015

Festival JA, segunda edición con brillo y calidad

Excelente respuesta de la gente en un clima de alegría
Por Fabián Solari - Fotos y videos: Verónica Rodríguez - A la luz de los hechos y trascurrido un centenar de años de aquellos tiempos oscuros, los armenios de la diápsora han logrado mantener viva la armenidad a través de las generaciones que sobrevivieron a los mártires. Siempre mirando hacia el futuro con alegría y en paz pero sin renunciar jamás al reconocimiento del hecho de genocidio perpetrado por una Turquía que desde entonces viene negando sistemáticamente lo ocurrido, los Jóvenes del Centro Armenio organizaron por segundo año consecutivo un Festival bajo las consignas de celebración de la segunda independencia de Armenia y el día internacional de la Paz... y allá fuimos.
El tiempo acompañó en una jornada que se presentaba, a priori, como espectacular. La plaza desbordaba de gente entusiasta sostenida por un grupo de jóvenes que llevaba adelante el Festival con la única consigna de disfrutar, pasarla bien, compartir y hacer conocer la armenidad en pleno. Se podía recorrer puestos gastronómicos con platos típicos de gastronomía - altamente recomendable el donner y el lehmeyún -, stands con libros y accesorios, el puesto del Deportivo Armenio y hasta una maquilladora que hacía las delicias de chicos, todo en la más perfecrta armonía y tranquilidad. La hospitalidad con que nos recibió Gabriela Zadikián, una de las organizadoras, fue la punta de lanza para llevar adelante nuestra tarea ya que nos sacó las dudas que tuvimos en su momento siempre con una sonrisa. Los artistas amables y gentiles se han brindado no sólo para con la prensa - promediando el festival se hizo presente un periodista de un canal armenio - sino también y lo que es mucho más importante, con el público. Roaders, banda integrada por Ary Magarian, Tigran Vardanyan, Daniel Saa y Jean Paul Boghossian, hacía su debut en las arenas del rock y sonaron bien, ajustados a pesar de sentirlos con los nervios lógicos del primer concierto. Salieron airosos y dejaron una buena impresión. Rápidamente se armó todo para que subiera Séptimo Sentido, la banda de Ezequiel Dimidjian y comenzara a tomar forma la calurosa tarde de Palermo. Un buen hard rock con pinceladas pop por unos momentos y punk fundacional por otros. Con un sonido a la altura del evento, hicieron un set corto como cada intérprete destacándose "Desviado" de elaboración propia y el cierre con el clásico de The Clash "Should I stay or should I go" animando a la gente a moverse. Tatevik, el dúo acústico que integra junto al guitarrista Miguel, hicieron un set poco más que conmovedor ya que a las letras de gran profundiad emocional le sumaron una música sin fisuras con solos y punteos de guitarra española intercalados que son de suma admiración y respeto sobre todo teniendo en cuenta que a esa altura de la tarde el sol se les clavaba fuerte en medio del rostro a ambos sobre el escenario. Seguidamente las chicas Alin & Talin deleitaron a los más pequeños con canciones simples cantadas en armenio. El jazz y la bossa estuvieron presentes de la mano de The Old Wet quienes ejecutaron a la perfección su set con una baterista simple y efectiva. El sol comenzaba a ceder cuando llega el turno de Vinilo Sensation, banda de funk, soul y disco de los '70 sin vueltas aunque con algunos inconvenientes en la faz vocal femenina, sobre todo en los altos. Quizá no haya sido la mejor presentación de la banda pero nada quita que el crédito siga abierto porque se percibe trabajo detrás de cada nota.
Definitivamente la claridad natural había desaparecido cuando subió al escenario sin más compañía que un micrófono Valeria Cherekian. Nada ni nadie podría imaginar lo que ocurriría a partir de entonces ya que en apenas 3:28 de participación con una canción tradicional armenia se armó baile de la mano de los Jóvenes del Centro Armenio y al cabo de ese tiempo todos pedían más, cosa que no pudo ser ya que el tiempo apremiaba y la participación de esta cálida artista no estaba prevista. Sin demasiados preámbulos subió al escenario el plato fuerte - como cierre de la jornada - Cumulonimbus para dejar bien en claro que el rock and roll pesado es lo de ellos. Había una sorpresa por si le faltaba algún condimento al festival. Arrancaron bien arriba y para el segundo tema la sorpresa anunciada: sube Valeria Cherekian para cantar "Devolviendo sueños" generando en todos aquellos que sentimos un afecto tanto por la banda como por Valeria una sensación especial que fue correspondida con una soberbia interpretación en duo vocal. Mucho rock del bueno y el punto más alto fue "Que vuelva el rock". Aram tuvo muchos problemas de sonido pero siempre fue al frente y salió un muy buen show, digno de una banda impresionante como Cumulonimbus.
Este tipo de festivales hechos con el corazón y por causas justas siempre son bienvenidos, sobre todo cuando quienes organizan lo hacen como los Jóvenes del Centro Armenio. Como dijeramos el año pasado, con jóvenes así, la armenidad está más que asergurada.

Roaders

Séptimo Sentido

Tatevik

Alin & Talin

The Old Wet

Vinilo Sensation

Valeria Cherekian

Cumulonimbus
Cumulonimbus con Valeria Cherekian